Lenguaje corporal

PODEMOS DECIDIR DEJAR DE HABLAR, PERO NUNCA DEJAR DE COMUNICAR

La comunicación no verbal es toda la información que se transmite a quien observa o escucha y que no se deriva directamente del significado de las palabras.

El mensaje no verbal suele ser considerado como válido si se contradice con el verbal. ¿Por qué se considera más válido? Porque es la expresión más auténtica de nuestras emociones.

Los mecanismos cerebrales de las emociones son evolutivamente más primitivos que los de los procesos cognitivos (como sería el lenguaje consciente), por ello es:

MÁS RÁPIDA La vía emocional que la del lenguaje

MÁS FIABLE para nuestro cerebro

MÁS DURADERO su recuerdo

Es lo que pasa con estas personas que ante un hecho negativo, aunque te estén diciendo que les sabe muy mal y que lo sienten mucho, no resultan creíbles y a veces incluso percibes que se alegran por lo ocurrido ¿Cómo lo sabes? porque se les escapa una micro expresión de alegría, porque la emoción, al ir por la vía rápida, sale enseguida y difícilmente se puede evitar, sin embargo las palabras de condolencia ya son un proceso más elaborado y tardan un poco más en salir.

Se cree que la expresión de las emociones es algo con lo que el ser humano nace. Viene de serie.

Se han hecho diferentes estudios sociológicos en diferentes países, con diferentes culturas, diferentes edades, y la interpretación que todos los seres humanos hacen del lenguaje no verbal, en cuanto a la expresión de emociones se refiere, en general* es la misma: Todos expresamos la pena con la misma cara, aquí y en “la China Popular”. Todos expresamos la alegría de la misma forma, y no es una conducta aprendida, es innata, ya que se observa que los bebés ya hacen esas mismas caras para expresar pena, alegría y demás nada más nacer. O las personas ciegas, que nunca han visto a nadie qué gestos hacen, pero se expresan de la misma manera.

Se entienden como expresiones universales: la alegría, la tristeza, la ira, la sorpresa, el asco, el miedo y el desprecio.

*Recientemente un equipo de la Universidad Autónoma de Madrid y del American Museum of Natural History, presentaró un estudio que muestra por primera vez que la expresión de las emociones no es un fenómeno universal, sino que juega un papel fundamental el contexto y, de manera indirecta, la cultura. En el trabajo (realizado en las islas Trobriand, en comunidades relativamente aisladas del mundo occidental en Papúa Nueva Guinea), los autores demuestran que en la sociedad trobriandesa las personas tienden a interpretar la expresión que nosotros entendemos como de miedo (ojos muy abiertos y gesto de crispación) como una señal de amenaza.

Así pues, vemos que la expresión de determinadas emociones, en general (salvo excepciones concretas) es universal y son producto de la evolución: La comunicación verbal nace hace 200.000 años, con el homo sapiens. Pero el género Homo surgió hace aprox. 2,4 millones de años, luego, todas las especies anteriores al sapiens se comunicaban de forma no verbal. De hecho esta comunicación entre ellos hizo posible la supervivencia del ser humano. El que era capaz de interpretar correctamente los gestos era el que sobrevivía, por tanto, descendemos de quienes tenían dicha capacidad.

Pero otra parte del lenguaje no verbal es fruto del aprendizaje, de la acumulación de experiencias pasadas o de la recopilación de información, que se van grabando en el inconsciente y se “automatizan”.  Ej. Si te han pegado varias bofetadas, cuando veas a alguien con la mano levantada reaccionarás de forma automática apartándote. Sin embargo, una persona con otras experiencias (por ej. un profesor) puede interpretar una mano levantada simplemente como una solicitud de ayuda o de atención y no reaccionará apartándose sino acercándose a ver qué necesita la otra persona. Este lenguaje aprendido tiene que ver también con factores culturales y por tanto varía de un lugar a otro, por ejemplo: el signo realizado uniendo índice y pulgar en un círculo y con los otros 3 dedos levantados en unas culturas lo interpretamos como “ok” y en otras significa un gesto obsceno.

En resumen, vemos que el cerebro crea atajos cognitivos para poder tomar decisiones rápidas (aunque no siempre el juicio que emite sea correcto, pero nos sirve para sobrevivir).

 

Advertisements

Lenguaje no verbal: El sentido del tacto

¿Cómo comunicamos a través del tacto?

El tacto es el primero de los sentidos que desarrolla el ser humano y nos sirve para interactuar con el exterior, tanto para percibir cosas como para comunicarlas.

Por ejemplo: podemos comunicar cariño a través de una caricia u odio a través de un puñetazo, o el típico pellizco que te da tu madre de pequeño cuando dices alguna inconveniencia (te está comunicando que es mejor que te calles…).

Pero además, el tacto es una necesidad básica. Es tan importante para el desarrollo como los alimentos, la ropa o el lugar donde cobijarse.

A principios del s.XX, el psicoanalista Rene Spitz, discípulo de Freud, descubrió que la mortalidad era menor en los niños que recibían caricias y sonrisas. Numerosos estudios posteriores lo han corroborado.

También se han realizado estudios en personas mayores. En algunos por ejemplo un grupo de voluntarios de más de 60 años de edad recibieron masajes durante tres semanas y más tarde aprendieron ellos mismos las técnicas para dar masajes a niños pequeños. Dar masajes, en lugar de recibirlos, tuvo más efectos positivos en los participantes. Los ancianos presentaron menos síntomas de depresión, menores niveles de las hormonas del estrés y se sintieron menos solos. Visitaron menos al médico, tomaron menos café y llamaron por teléfono a amigos y familiares con más frecuencia.

¿Reaccionamos entonces siempre positivamente al tacto?

Pues evidentemente si te dan un puñetazo no, pero sí que tiene efecto siempre.

Según algunos estudios, hasta los más insignificantes contactos físicos tienen notables efectos. Por ejemplo:

-Los camareros que tocan la mano o el hombro de los clientes al traerles el cambio suelen recibir más propina.

-Se hizo un experimento en una biblioteca: le pidieron a la bibliotecaria que tocara sutilmente a 20 alumnos cuando les entregara un libro (remarco: contacto sutil, de menos de 1 segundo y la persona no debe percatarse del toque), tenía que ser amable con todos pero no sonreir a ninguno.

Al salir se les preguntaba a los alumnos si la bibliotecaria fue amable, todos dijeron que sí, y si la bibliotecaria les había sonreído: 17 de los 20 alumnos dijeron que sí, aunque no lo había hecho.

Hicieron también el experimento a la inversa: le pidieron a 20 alumnos que tocaran sutilmente a la bibliotecaria. Después le preguntaron a la bibliotecaria, de tooodos los alumnos que habían ido ese día, de cuáles se acordaba, recordó a los 20 que le habían tocado.

Los toques físicos con las demás personas son anclajes positivos con los demás. Tocar es una forma de hacer que te recuerden ya que implica a nuestra parte más emocional.

 

Entonces..¿debemos ir tocando a la gente?

A ver, tampoco nos lancemos a lo loco, como los políticos, que en época de elecciones se dan baños de masas y se ponen a besar niños, a abrazar y saludar a diestro y siniestro para “contactar con el pueblo”, como si no hubiera un mañana…

Hemos de ser prudentes y tener en cuanta que el contacto físico es una forma de comunicación íntima de los seres humanos y en ocasiones, tocar a otra persona puede producir rechazo, por ejemplo:

-En caso de invadir su espacio personal (si no hay confianza). Según Allan Pease, tenemos nuestros territorios delimitados, nuestra burbuja personal:

               La zona íntima (de hasta 50 cms de distancia desde nuestro cuerpo hasta la otra persona) donde se acercan los más allegados (familia, amigos íntimos, etc).

               La zona personal (de hasta 125 cms. aprox.), que es la distancia usada en reuniones, en un entorno laboral y social.

               La zona social (de hasta aprox. 2 ó 3 mts.) que es la usada con personas ajenas a nuestro entorno (ej. un carpintero que va a tu casa a instalar una estantería).

-En determinadas culturas está mal visto:

Hay culturas donde a las mujeres no se les puede saludar o no se las puede tocar. Por ejemplo: La costumbre en Birmania es juntar las palmas de las manos en señal de respeto, no están bien vistas las muestras de afecto (besos y abrazos) en público ni siquiera entre personas casadas.

Por lo tanto, aunque tocar es una forma de hacer que te recuerden, para que ese recuerdo no sea negativo, debemos tener en cuenta el contexto, la confianza, el hecho cultural, la efusividad, fijarnos si a la persona le molesta que le toquen ¿cómo?…por su lenguaje corporal…

Imagen y Comunicación para el Desarrollo personal.

Colaboración con la Concejalía de Igualdad de Alcoy y el centro Infodona  en actividades que promueven la participación de las mujeres en todos los ámbitos de la sociedad en igualdad de oportunidades y condiciones que los hombres, facilitándoles una serie de herramientas que favorezcan su desarrollo personal y profesional.

El curso “Imagen y Comunicación para el Desarrollo personal” parte del hecho de que determinadas circunstancias pueden afectar a nuestra autoestima y valoración, generando complejos e inseguridades que limitan nuestro desarrollo. De la misma manera, puede que, aún gozando de una buena autoestima, no conozcamos todas las herramientas que pueden ayudarnos a gestionar nuestra marca personal y favorecer dicho desarrollo. En ambos casos, una buena gestión de la imagen  y la comunicación es de gran ayuda tanto para incrementar la autoestima, como para ganar seguridad y mejorar las habilidades sociales y profesionales.

Para conseguir esa buena gestión, potenciando las habilidades comunicativas y las fortalezas personales, este curso, de manera práctica, dinámica y participativa, trabaja las siguientes áreas:

1º Conocimiento:  Comunicación interna y análisis de la propia imagen.

2º Gestión:  Gestión eficaz de la imagen como herramienta comunicativa.  Influencia del color (efectos físicos y percepción psicológica). Marca personal.

3º Expresión: La imagen a nivel inconsciente.  Comunicación externa: lenguaje no verbal. Expresión y escucha.

 Todas las herramientas aprendidas en este curso tienen aplicabilidad inmediata en el día a día.