Claves para negociar con éxito

Entre los políticos oímos hablra mucho de pactos, pero…¿qué pasa que no acaban de ponerse de acuerdo nunca?

En general el problema es que existe poca cultura colaborativa. Lo notamos mucho quienes impartimos talleres de negociación, ya que los alumnos siempre tienden a verlo como una guerra en la que o gano yo o gana el otro, es una lucha de fuerzas en la que sólo puede ganar uno. En general existe mucho individualismo, aunque afortunadamente esto está empezando a cambiar.

Para conseguir afianzar dicho cambio, lo primero que debemos hacer es entender qué es una negociación. Realmente negociar no es una guerra, la negociación, como la comunicación, es un proceso interactivo en el que varias partes discrepantes buscan llegar a un acuerdo. Remarco las palabras interactivo y acuerdo, porque vuelvo a repetir que no se trata de que sólo una persona imponga sus ideas, sino de que entre todas las partes aporten opciones para llegar a un acuerdo que satisfaga a todos.

Mucha gente piensa que satisfacer a todos es imposible y que habrá siempre alguien que salga perdiendo. Esto es un error, pues aunque no lo parezca, hay ocasiones en las que todo el mundo puede salir ganando y nadie perdiendo. Hay veces que eso ocurre sin necesidad de acuerdos explícitos ej. yo quiero comprar pan y el panadero quiere vender pan y se lleva a cabo la compra-venta, en la que ambos ganamos, sin necesidad de negociar (salvo que quieras regatear el precio), y otras en las que son imprescindibles los acuerdos y el control de su cumplimiento, ej. el desarme nuclear.

 

¿Qué se necesita para negociar correctamente?

-Un marco de confianza: si no confío en que el otro cumpla su parte, difícilmente podemos llegar a acuerdos…..O será necesario un organismo superior que vigile el cumplimiento (organismos internacionales, gobiernos, etc).

Respeto: hacia la otra persona y hacia mí mismo.

Ojo con las líneas rojas. Debemos tener claras las nuestras, pero no sacarlas desde el principio como barrera insalvable, porque puede que durante la negociación, nuestras líneas rojas cambien….ej. en una negociación salarial, el sueldo mínimo que yo querría puede cambiar si la empresa tiene guardería o un plan de pensiones…y eso sólo lo sabrás hablando con el empresario.

Hacia la otra persona: escucha sus razones porque ahí puede estar la clave de la solución ej. el empresario puede decir “no” a un aumento de sueldo por falta de liquidez pero puede estar dispuesto a cambio a darte tardes libres, mejorando así las condiciones trabajo.

En una negociación es imprescindible saber escuchar poniéndose en el lugar del otro para entender sus necesidades y saber exactamente lo que queremos (muchas veces no es aumento sueldo, sino mejora condiciones..), saberlo transmitir y saber entender lo que quiere el otro, los problemas que ve y proponer terceras o cuartas vías.

Conocer a la otra persona, sus actitudes y valores.

-Estar abierto a nuevas propuestas y ser proactivo proponiendo tú. No podemos quedarnos enrocados en “o me sube el sueldo o nada”.

-Establecer un contexto adecuado para el diálogo: espacio, ambiente , etc.

Educación básica: no interrumpir, no ofender…

Con un poquito de predisposición y un poquito de sensatez, todos podemos salir ganando.

 

Advertisements

Lenguaje corporal

PODEMOS DECIDIR DEJAR DE HABLAR, PERO NUNCA DEJAR DE COMUNICAR

La comunicación no verbal es toda la información que se transmite a quien observa o escucha y que no se deriva directamente del significado de las palabras.

El mensaje no verbal suele ser considerado como válido si se contradice con el verbal. ¿Por qué se considera más válido? Porque es la expresión más auténtica de nuestras emociones.

Los mecanismos cerebrales de las emociones son evolutivamente más primitivos que los de los procesos cognitivos (como sería el lenguaje consciente), por ello es:

MÁS RÁPIDA La vía emocional que la del lenguaje

MÁS FIABLE para nuestro cerebro

MÁS DURADERO su recuerdo

Es lo que pasa con estas personas que ante un hecho negativo, aunque te estén diciendo que les sabe muy mal y que lo sienten mucho, no resultan creíbles y a veces incluso percibes que se alegran por lo ocurrido ¿Cómo lo sabes? porque se les escapa una micro expresión de alegría, porque la emoción, al ir por la vía rápida, sale enseguida y difícilmente se puede evitar, sin embargo las palabras de condolencia ya son un proceso más elaborado y tardan un poco más en salir.

Se cree que la expresión de las emociones es algo con lo que el ser humano nace. Viene de serie.

Se han hecho diferentes estudios sociológicos en diferentes países, con diferentes culturas, diferentes edades, y la interpretación que todos los seres humanos hacen del lenguaje no verbal, en cuanto a la expresión de emociones se refiere, en general* es la misma: Todos expresamos la pena con la misma cara, aquí y en “la China Popular”. Todos expresamos la alegría de la misma forma, y no es una conducta aprendida, es innata, ya que se observa que los bebés ya hacen esas mismas caras para expresar pena, alegría y demás nada más nacer. O las personas ciegas, que nunca han visto a nadie qué gestos hacen, pero se expresan de la misma manera.

Se entienden como expresiones universales: la alegría, la tristeza, la ira, la sorpresa, el asco, el miedo y el desprecio.

*Recientemente un equipo de la Universidad Autónoma de Madrid y del American Museum of Natural History, presentaró un estudio que muestra por primera vez que la expresión de las emociones no es un fenómeno universal, sino que juega un papel fundamental el contexto y, de manera indirecta, la cultura. En el trabajo (realizado en las islas Trobriand, en comunidades relativamente aisladas del mundo occidental en Papúa Nueva Guinea), los autores demuestran que en la sociedad trobriandesa las personas tienden a interpretar la expresión que nosotros entendemos como de miedo (ojos muy abiertos y gesto de crispación) como una señal de amenaza.

Así pues, vemos que la expresión de determinadas emociones, en general (salvo excepciones concretas) es universal y son producto de la evolución: La comunicación verbal nace hace 200.000 años, con el homo sapiens. Pero el género Homo surgió hace aprox. 2,4 millones de años, luego, todas las especies anteriores al sapiens se comunicaban de forma no verbal. De hecho esta comunicación entre ellos hizo posible la supervivencia del ser humano. El que era capaz de interpretar correctamente los gestos era el que sobrevivía, por tanto, descendemos de quienes tenían dicha capacidad.

Pero otra parte del lenguaje no verbal es fruto del aprendizaje, de la acumulación de experiencias pasadas o de la recopilación de información, que se van grabando en el inconsciente y se “automatizan”.  Ej. Si te han pegado varias bofetadas, cuando veas a alguien con la mano levantada reaccionarás de forma automática apartándote. Sin embargo, una persona con otras experiencias (por ej. un profesor) puede interpretar una mano levantada simplemente como una solicitud de ayuda o de atención y no reaccionará apartándose sino acercándose a ver qué necesita la otra persona. Este lenguaje aprendido tiene que ver también con factores culturales y por tanto varía de un lugar a otro, por ejemplo: el signo realizado uniendo índice y pulgar en un círculo y con los otros 3 dedos levantados en unas culturas lo interpretamos como “ok” y en otras significa un gesto obsceno.

En resumen, vemos que el cerebro crea atajos cognitivos para poder tomar decisiones rápidas (aunque no siempre el juicio que emite sea correcto, pero nos sirve para sobrevivir).

 

Lenguaje no verbal: El sentido del tacto

¿Cómo comunicamos a través del tacto?

El tacto es el primero de los sentidos que desarrolla el ser humano y nos sirve para interactuar con el exterior, tanto para percibir cosas como para comunicarlas.

Por ejemplo: podemos comunicar cariño a través de una caricia u odio a través de un puñetazo, o el típico pellizco que te da tu madre de pequeño cuando dices alguna inconveniencia (te está comunicando que es mejor que te calles…).

Pero además, el tacto es una necesidad básica. Es tan importante para el desarrollo como los alimentos, la ropa o el lugar donde cobijarse.

A principios del s.XX, el psicoanalista Rene Spitz, discípulo de Freud, descubrió que la mortalidad era menor en los niños que recibían caricias y sonrisas. Numerosos estudios posteriores lo han corroborado.

También se han realizado estudios en personas mayores. En algunos por ejemplo un grupo de voluntarios de más de 60 años de edad recibieron masajes durante tres semanas y más tarde aprendieron ellos mismos las técnicas para dar masajes a niños pequeños. Dar masajes, en lugar de recibirlos, tuvo más efectos positivos en los participantes. Los ancianos presentaron menos síntomas de depresión, menores niveles de las hormonas del estrés y se sintieron menos solos. Visitaron menos al médico, tomaron menos café y llamaron por teléfono a amigos y familiares con más frecuencia.

¿Reaccionamos entonces siempre positivamente al tacto?

Pues evidentemente si te dan un puñetazo no, pero sí que tiene efecto siempre.

Según algunos estudios, hasta los más insignificantes contactos físicos tienen notables efectos. Por ejemplo:

-Los camareros que tocan la mano o el hombro de los clientes al traerles el cambio suelen recibir más propina.

-Se hizo un experimento en una biblioteca: le pidieron a la bibliotecaria que tocara sutilmente a 20 alumnos cuando les entregara un libro (remarco: contacto sutil, de menos de 1 segundo y la persona no debe percatarse del toque), tenía que ser amable con todos pero no sonreir a ninguno.

Al salir se les preguntaba a los alumnos si la bibliotecaria fue amable, todos dijeron que sí, y si la bibliotecaria les había sonreído: 17 de los 20 alumnos dijeron que sí, aunque no lo había hecho.

Hicieron también el experimento a la inversa: le pidieron a 20 alumnos que tocaran sutilmente a la bibliotecaria. Después le preguntaron a la bibliotecaria, de tooodos los alumnos que habían ido ese día, de cuáles se acordaba, recordó a los 20 que le habían tocado.

Los toques físicos con las demás personas son anclajes positivos con los demás. Tocar es una forma de hacer que te recuerden ya que implica a nuestra parte más emocional.

 

Entonces..¿debemos ir tocando a la gente?

A ver, tampoco nos lancemos a lo loco, como los políticos, que en época de elecciones se dan baños de masas y se ponen a besar niños, a abrazar y saludar a diestro y siniestro para “contactar con el pueblo”, como si no hubiera un mañana…

Hemos de ser prudentes y tener en cuanta que el contacto físico es una forma de comunicación íntima de los seres humanos y en ocasiones, tocar a otra persona puede producir rechazo, por ejemplo:

-En caso de invadir su espacio personal (si no hay confianza). Según Allan Pease, tenemos nuestros territorios delimitados, nuestra burbuja personal:

               La zona íntima (de hasta 50 cms de distancia desde nuestro cuerpo hasta la otra persona) donde se acercan los más allegados (familia, amigos íntimos, etc).

               La zona personal (de hasta 125 cms. aprox.), que es la distancia usada en reuniones, en un entorno laboral y social.

               La zona social (de hasta aprox. 2 ó 3 mts.) que es la usada con personas ajenas a nuestro entorno (ej. un carpintero que va a tu casa a instalar una estantería).

-En determinadas culturas está mal visto:

Hay culturas donde a las mujeres no se les puede saludar o no se las puede tocar. Por ejemplo: La costumbre en Birmania es juntar las palmas de las manos en señal de respeto, no están bien vistas las muestras de afecto (besos y abrazos) en público ni siquiera entre personas casadas.

Por lo tanto, aunque tocar es una forma de hacer que te recuerden, para que ese recuerdo no sea negativo, debemos tener en cuenta el contexto, la confianza, el hecho cultural, la efusividad, fijarnos si a la persona le molesta que le toquen ¿cómo?…por su lenguaje corporal…

¿Qué ocurre cuando tenemos que hablar en público?

Lo primero que ocurre es que no estamos preparados, y no lo solemos estar por dos razones:

-porque no es una materia que nos enseñen en la escuela.

-porque muchas veces pensamos que las situaciones para hablar en público sólo se refieren a  conferenciantes, profesores o actores, ya que esta circunstancia forma parte de su trabajo, que eso a nosotros ni nos va ni nos viene, que no nos afecta directamente. Así que no nos preocupamos por formarnos porque creemos que en nuestro día a día no necesitamos conocer las herramientas necesarias para hablar en público y para controlar los  nervios que suelen aparecer..

Así que cuando tenemos que hablar nos encontramos con que no sabemos qué hacer, qué decir, cómo decirlo y nos entran unos sudores horrorosos. A la mayoría como mínimo le da vergüenza.

Y muchos diréis: “Pues con no hablar en público, y dejar que lo hagan otros, problema resuelto ¿no?”

Pues no, porque no podemos evitar tener que hablar en público muchas veces en nuestra vida.

En la película “El discurso del rey”, vemos que Jorge VI (padre de la actual monarca del Reino Unido), era tartamudo, lo que constituía un gran inconveniente para el ejercicio de sus funciones. Su esposa buscó la ayuda de un experto logopeda y le dijo: “mi esposo tiene que hablar en público y le cuesta mucho, se bloquea, lo pasa muy mal ¿qué le recomendaría?“, el logopeda le contesta:” tal vez debería cambiar de empleo” dice la reina:“¿y si mi esposo fuese el Rey?”

Claro está que éste es un ejemplo extremo, pero realmente todos nos enfrentamos muchas veces en nuestra vida a situaciones en las que debemos hablar en público y no podemos eludirlo: no siempre podemos cambiar de empleo, o incluso para conseguir uno, por ejemplo, no puede ir otra persona en nuestro lugar a una entrevista de trabajo.

Entonces, ¿una entrevista de trabajo se considera también hablar en público?  Sí. Se puede considerar que hablamos en público siempre que:

-expresamos una información al exterior.

-hay otras personas que nos escuchan.

-existe una intencionalidad definida.

 

Así, podemos considerar que hablamos en público en  momentos como:

–Reuniones

–Entrevistas

–Presentaciones de trabajos o proyectos

–Exámenes orales

–Discursos en eventos

–Explicaciones a tus compañeros o jefes o información a clientes

Y en todas estas situaciones ¿qué debemos tener en cuenta? Es primordial no sólo hablar sino hacer que los demás entiendan el mensaje (comunicar). La finalidad es “llegar al otro”, que les impacte o que aprendan. En definitiva, se trata de que las personas que están escuchando entiendan al máximo la información y que cause en ellos una reacción determinada.

Para ello hay que poner en marcha estrategias para comunicar eficazmente nuestro mensaje:

– captar la atención del interlocutor:

– gestionar los contenidos, la voz, el movimiento y la imagen, adaptándonos a cada contexto.

– manejar la ansiedad personal que supone esta exposición pública.

Si te interesa este tema y quieres aprender a hablar en público de manera eficaz, tienes a tu disposición el Curso Habla y Comunica.

 

Comunicación y escucha

Dicen que en la época de vacaciones es cuando más separaciones se producen por la cantidad de tiempo que las parejas pasan juntas, en el que afloran problemas que el resto del año quedan más escondidos tras la ajetreada rutina diaria. Muchos de estos problemas están relacionados con la comunicación.

Confundimos comunicar con hablar y no es lo mismo. Una persona que habla mucho puede ser muy comunicativa, o simplemente muy parlanchina y comunicar mal. Todos sabemos hablar, pero comunicar es más difícil porque exige mayor esfuerzo. Vamos a ver algunos puntos a tener en cuenta:

  • La comunicación es bidireccional, lo contrario: predicar en el desierto.

Hemos de adaptar el mensaje al oyente, tanto en el lenguaje utilizado como poniéndonos en su lugar para entender sus necesidades.

Preguntar al interlocutor si tiene tiempo para escucharnos y si le interesa, conocer sus circunstancias y necesidades,  nos ayudará a enfocar nuestro discurso y captar mejor su atención.

  • Escuchar vs. oír: empatía.

Muchas veces escuchamos la queja “es que no me escucha” ante la que una posible respuesta sería: “es que es muy difícil escucharte”.

El que habla debe facilitar la escucha a los demás, sabiendo separar lo importante de lo que no lo es, creando un ambiente propicio para la conversación, al tiempo que también debe escuchar…Y hay que escuchar con los 5 sentidos: hay que mirar, a veces tocar…para percibir a la otra persona y comprobar si nos está atendiendo y entendiendo.

  • El discurso

Es necesario que tenga estructura, síntesis y brevedad. A veces queremos decir tantas cosas que vamos saltando de un tema a otro sin orden, sin que se vea clara la intención, yéndonos por las ramas y haciendo que el otro pierda interés porque ha perdido el hilo…

Volvemos a ponernos en el lugar del otro: nuestra capacidad de atención y de retención es limitada, si hay exceso de información y en ella se mezcla lo importante con lo irrelevante, el interlocutor puede que desconecte, no nos escuche y, quizás, se quede sólo con lo anecdótico.

Solución: centra claramente el mensaje que quieres hacer llegar al otro ¿qué es lo importante?, arguméntalo con pocos datos pero relevantes, deja espacio para que el otro pregunte, opine, escúchalo y adapta tu mensaje a las necesidades que te haya expresado la otra persona.

  • Necesidad

Comunicar bien requiere un esfuerzo, pero es un esfuerzo necesario. Las personas somos seres sociales, vivimos en sociedad y de la interacción entre nosotros surgen conflictos. Una comunicación eficaz es la base para solucionarlos. Debemos ser capaces de comunicar qué queremos, escuchar qué quiere el otro y negociar para encontrar los puntos en común.

 

Si te interesa este tema y quieres aprender más para mejorar tu comunicación, puedes inscribirte en el curso Habla y Comunica.

TEDxSalón – Oratoria

Tanto Begoña Julià, como Macarena Florencio y yo misma, somos miembros activos de la comunidad TED. Por ello, cuando a Macarena y a mí nos ofrecieron la posibilidad de organizar y realizar un TEDxSalón sobre oratoria, dijimos SÍ.

Así pues, nos pusimos manos a la obra y, bajo el título “Oradores al borde de un ataque de nervios”, dedicamos nuestro TEDxSalón al miedo escénico y su influencia sobre el modo de comunicarnos con los demás.

Aquí podeis leer un pequeño resumen del mismo: resumen TEDxSalón-Oratoria.

 

 

 

 

*Foto by Pau Sanchís PST fotografía

Imagen y Comunicación para el Desarrollo personal.

Colaboración con la Concejalía de Igualdad de Alcoy y el centro Infodona  en actividades que promueven la participación de las mujeres en todos los ámbitos de la sociedad en igualdad de oportunidades y condiciones que los hombres, facilitándoles una serie de herramientas que favorezcan su desarrollo personal y profesional.

El curso “Imagen y Comunicación para el Desarrollo personal” parte del hecho de que determinadas circunstancias pueden afectar a nuestra autoestima y valoración, generando complejos e inseguridades que limitan nuestro desarrollo. De la misma manera, puede que, aún gozando de una buena autoestima, no conozcamos todas las herramientas que pueden ayudarnos a gestionar nuestra marca personal y favorecer dicho desarrollo. En ambos casos, una buena gestión de la imagen  y la comunicación es de gran ayuda tanto para incrementar la autoestima, como para ganar seguridad y mejorar las habilidades sociales y profesionales.

Para conseguir esa buena gestión, potenciando las habilidades comunicativas y las fortalezas personales, este curso, de manera práctica, dinámica y participativa, trabaja las siguientes áreas:

1º Conocimiento:  Comunicación interna y análisis de la propia imagen.

2º Gestión:  Gestión eficaz de la imagen como herramienta comunicativa.  Influencia del color (efectos físicos y percepción psicológica). Marca personal.

3º Expresión: La imagen a nivel inconsciente.  Comunicación externa: lenguaje no verbal. Expresión y escucha.

 Todas las herramientas aprendidas en este curso tienen aplicabilidad inmediata en el día a día.

Rajoy: de la NO imagen al ¿cambio? de imagen.

Hay quien opina que preocuparse por la imagen es frívolo y superficial y por ello no le dan ninguna importancia. Sin embargo nuestra imagen habla de nosotros aunque no queramos o aunque no le prestemos atención, es más, nuestra imagen habla de nosotros incluso cuando no estamos…

La NO-imagen también está comunicando algo: cuando no acudimos a determinado lugar o a determinada reunión, estamos comunicando que somos tímidos, vergonzosos, o que no nos gusta salir de casa, que no nos gusta ese lugar o no nos sentimos cómodos en dicha reunión, o que estamos enfermos y no hemos podido ir…entre otras cosas. Cada uno lo interpretará según el contexto, las circunstancias y el conocimiento que tenga de la persona que no está.

La imagen (o la ausencia de ella) es una potente herramienta de comunicación, por ello es recomendable no dejarla al azar y gestionarla correctamente (teniéndola en cuenta en su justa medida, sin obsesionarse con ella).

Uno de los colectivos que más recurre al uso de la imagen como herramienta en su comunicación, son los políticos, y el que mejor representa la no-imagen es Mariano Rajoy: todos recordamos su rueda de prensa a través de un plasma, que se interpretó como alergia a las preguntas de los periodistas, o su ausencia en el debate de El País, ausencia que sus contrincantes quisieron destacar dejando un atril vacío que evidenciaba aún más esa no-imagen.

1449298742_412272_1449298960_noticia_normal

Con esta ausencia, Rajoy estaba comunicando algo: que ese debate no era prioritario para él, que no consideraba rivales a algunos de los asistentes o simplemente un nuevo ataque de alergia a la confrontación, en mi opinión, esa no-imagen no le benefició.

Como volvemos a estar en campaña y, durante el tiempo que dure, los políticos van a usar todas las herramientas de comunicación posibles, tenemos mucho material para analizar. El profesor José Luis Martín Ovejero, abogado y experto en comunicación no verbal, se ha puesto ya manos a la obra y ha empezado por Rajoy, analizando el vídeo con el que el presidente en funciones ha arrancado la pre-campaña. Os adelanto un dato: Rajoy ha cambiado de imagen. No ha sido un cambio radical, que nadie se asuste, pero evidentemente tiene un significado.

Antes de pasar a desarrollar más la cuestión de la imagen, podéis ver el vídeo y leer el interesante análisis de José L. Martín Ovejero sobre la comunicación no verbal de Mariano Rajoy, pinchando  aquí.

Hemos visto que Rajoy aparece con una imagen ligeramente distinta a la habitual: mantiene la chaqueta del traje, pero prescinde de la corbata, en un gesto que no es casual, sino que parece seguir la nueva tendencia, instaurada por algunos de los políticos más jóvenes, de aparecer con el cuello de la camisa abierto, como muestra de mayor cercanía.

  10012016_RajoyComparecerajoy

En mi opinión este cambio presenta dos inconvenientes:

-El excesivo uso de una imagen (o de una palabra) hace que llegue a perder su significado o su potencia comunicativa. Es el caso por ejemplo de la palabra “transparencia” que, a fuerza de ser usada por todo el mundo y en todo momento, ha perdido la fuerza de su significado y ha pasado a ser una generalización. En el caso de la no-corbata está ocurriendo un poco lo mismo: Obama usaba este recurso en sus mítines, también lo usó Matteo Renzi en Italia y Alexis Tsipras en Grecia, en España lo hemos visto en políticos como Garzón, Iglesias y eventualmente en Rivera. El punto en el que más me llamó la atención fue en sendas entrevistas que Bertín Osborne hizo a Pedro Sánchez y a Mariano Rajoy:  (Buscad las 7 diferencias….si alguien las encuentra, por favor que me lo diga)

foto rtvefoto rtve.es

La imagen puede ayudarnos a transmitir nuestros valores, personalidad, nuestras propias características. Si todo el mundo viste igual, nos uniformamos y entonces, nadie transmite nada.

Los valores que hasta ahora Mariano Rajoy ha defendido y ha querido destacar de su partido han sido: la experiencia, la formalidad y la seriedad. De hecho ha calificado algunas propuestas de sus oponentes como poco serias y a algunos partidos emergentes como inexpertos en tareas de gobierno. En esta nueva campaña ahonda más en dicho concepto, dado que el eslogan que acompaña el vídeo es: “Ahora más que nunca, España en serio”.

Y aquí es donde viene el segundo inconveniente de su imagen:

-no es coherente con su mensaje: Por un lado dice “más que nunca, en serio” y por otro lado nos muestra su imagen más informal y menos seria. ¿En qué quedamos? ¿es más serio o menos serio? Esta contradicción entre lo que dice y la imagen que muestra, resta fuerza y credibilidad al mensaje que quiere transmitir.

Siempre recomiendo que, en la gestión de la propia imagen, de la marca personal, debe prevalecer nuestra esencia, valores y personalidad, debemos vestirnos acordes a ello, sin disfrazarnos de lo que no somos. Si vestimos como los demás, no sólo perdemos la oportunidad de comunicar nuestros valores diferenciadores, sino que además parece que queramos imitar a otros, parecer otra persona, alejándonos de nuestra marca personal y perdiendo coherencia. Evidentemente deberemos adaptar nuestro vestuario al contexto en el que nos movamos, pero sin perder nunca nuestra propia impronta. Si uno de los valores personales que se quiere destacar es la seriedad y la veteranía, no tiene sentido vestir con la informalidad de la juventud (fijaos que Albert Rivera muchas veces viste traje y corbata precisamente para transmitir mayor seriedad y formalidad).

Al hilo de lo comentado por José Luis Martín Ovejero sobre la imagen cansada de Rajoy, recalcar que entre una imagen desenfadada, cercana, y una imagen descuidada hay una fina línea que no conviene cruzar. No todos lo tienen en cuenta, vuelvo a repetir que la imagen debe ser acorde a la propia personalidad, al mensaje que se quiere transmitir y al contexto en el que nos movemos: Un atuendo puede ser correcto para un mitin o para una reunión informal (por ejemplo con Bertín Osborne, se puede llevar una imagen más relajada y cercana ya que se trata de mostrar a la persona, no al político), pero puede no serlo en otro contexto más formal o institucional. También se ha dado el caso de quienes confunden Zarzuela con la casa de Bertín…

Antes de finalizar quiero recordar que me limito a opinar sobre la gestión de la imagen y no sobre las ideas políticas de cada uno, todas ellas respetables.

*Imágenes: elpais.es, Pool Moncloa/David Mudarra, pp.es, rtve.es

Emprendimiento para la Formación Profesional.

En colaboración con Macarena Florencio y Begoña Julià, y con el objetivo de fomentar tanto el emprendimiento como nuevas habilidades de presentación ante el mercado profesional de los alumnos/as de ciclos formativos, dentro del proyecto “Emprendimiento para Formación Profesional” del Ayuntamiento de Alcoy, hemos realizado las siguientes actividades:

Talleres sobre:                                                                                                                         CARTEL - copia
– La importancia de la comunicación en las relaciones profesionales.
– Elementos que condicionan la transmisión de profesionalidad ante los demás.
– Cómo crear una presentación profesional.
– Utilización de las redes sociales que ya conocemos para un uso “laboral” (dar a conocer nuestro trabajo a nuestros amigos, familiares, conocidos).
– Posicionamiento como experto a través del video-marketing.
– Creación de contenidos de calidad.
– Presentación y funcionamiento de la red social LinkedIn.

 

Charlas y talleres sobre:

-Generación de ideas y transformación en propuestas de valor.

-Características del emprendedor.

 

En este proyecto, Equipo Quiero se ha unido también a profesionales de diferentes áreas para ofrecer tanto formación, como asesoramiento y mentorización de proyectos de emprendimiento desarrollados por los propios alumnos de Formación Profesional.

El inicio, las primeras fases de un proyecto son muy complicadas y más para jóvenes que acaban de terminar sus estudios y éste es su primer contacto con el mundo empresarial y laboral, por eso hemos querido acompañarles en estos primeros pasos para que sean firmes y avancen con seguridad, aportándoles las herramientas básicas en las siguientes materias:

-Marketing on-line y segmentación de mercado.

-Plan de negocio.

-Subvenciones, formas jurídicas, obligaciones contables y fiscales.

– Economía y viabilidad.

– Comunicación

– Personas y equipos.

 

 

*Foto by Begoña Julià.

Ocupació jove.

El programa “Ocupació Jove” es una iniciativa surgida de la Concejalía de Juventud del Ayuntamiento de Alcoy para promover la formación activa de los jóvenes y favorecer su incorporación al mercado de trabajo.

Desde su puesta en marcha en 2012, ha contado con la psicóloga y orientadora laboral Macarena Florencio  para su realización y, como colaboradoras, la social media manager Begoña Julià y la psicóloga de empresa Patricia Catalá. Tuve la suerte de unirme a este equipo de profesionales y trabajo con ellas desde 2014, la experiencia no ha podido ser más positiva.

Impartimos los talleres de desarrollo de competencias para la búsqueda de trabajo, desde el enfoque proactivo de presentación de proyectos profesionales, formas de hacerse ver en el mercado y creatividad aplicada.

 Cartell_ocupacio_2015_1Estos talleres versan sobre:

-Crowdsourcing destinado a fomentar la creatividad para encontrar soluciones alternativas a los problemas presentados por un grupo de empresas colaboradoras.

-Cómo encontrar tu marca personal.

-Estrategias para buscar empleo.

-Prácticas de entrevistas.

                                                                                                                                                           troba la teua eixida 2

-Analizar fortalezas y debilidades personales y concretar objetivos laborales.

-Ver las tendencias del mercado laboral.

-Cómo usar las redes sociales para la búsqueda de empleo.

-Herramientas (verbales y no verbales) para una comunicación efectiva.

Comparto aquí los enlaces con el diario Información y con la página de noticias de Radio Alcoy , donde se informa de los resultados de algunos de los talleres impartidos y se hace un balance muy satisfactorio de lo que ha supuesto el programa. Podéis ver más información sobre contenidos, desarrollo y repercusión mediática pinchando aquí, aquí y aquí.